Contra la pared

"Notaba el frío cristal contra la mejilla, se empañaba con el vaho de mi respiración, las yemas de los dedos se escurrían por el sudor. Pero no podía moverme, sus piernas aprisionaban las mías. Aunque tenía los ojos abiertos, la oscuridad absoluta me rodeaba; el pañuelo de seda negra me impedía ver, pero hacía que... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑